Participación de sociedad civil refuerza el EITI

Participación de sociedad civil refuerza el EITI 1024 582 Javier Rojas

DAR

La Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI, por sus siglas en inglés) es un estándar global para promover la gestión abierta y responsable de los recursos petroleros, gasíferos y mineros. Esta iniciativa obliga a los países y empresas divulgar información sobre canon, regalías, beneficiarios reales, entre otros.

En ella participan el Gobierno, las empresas y la sociedad civil, a través de sus consejos nacionales. En una nueva edición de #AmazoníaEnVIVO, conversamos con representantes de sociedad civil de los grupos multipartícipes de México y República Dominicana para conocer más sobre el rol que desempeñan y la importancia de este en la buena gobernanza de las industrias extractivas.

Carla Flores de CartoCrítica (México) señaló que sociedad civil es un actor clave para promover no solo transparencia en el sector, sino también que la información generada tanto por parte del Gobierno como de las empresas pueda ser accesible, transparente y en un lenguaje amigable para que pueda ser utilizada por las comunidades afectadas. En esa línea, agregó que desde sociedad civil se busca impulsar temas poco visibles en las inversiones. “Nuestra participación es clave para promover la progresividad del estándar. Generalmente, el espíritu, tanto del Gobierno como de la industria, es de cumplir con el mínimo. Si bien el estándar defiende flujos económicos, principalmente de pagos entre Gobierno y empresas, nosotros hemos alzado la voz en cuanto a información contextual, que permite ver los escenarios reales tanto en la construcción como en la operación de los proyectos”.

Por otro lado, Flores mencionó que la presencia de la sociedad civil permite dar seguimiento al cumplimiento de acuerdos. “Muchas veces son mesas muy álgidas, nos tardamos mucho llegar a un acuerdo y 15 días, un mes después, no hay nada si no está en la minuta o la firma. Nuestra intención es promover la defensa del territorio, la participación ciudadana, impulsar políticas públicas que mejoren la gobernanza de los recursos naturales y la defensa de los derechos de acceso a la información, a un medio ambiente sano, etc.”.

Impacto de la pandemia en el EITI

Fernando Peña del Espacio Nacional para la Transparencia de la Industria Extractiva (ENTRE) de República Dominicana, indicó que en el contexto de la pandemia, se ha acrecentado el empobrecimiento de las comunidades, los daños a la salud, al medio ambiente y la represión a los niveles organizativos, esto último debido a que los grupos populares no tienen las mismas capacidades para organizarse y reunirse. Para Peña, el confinamiento cierra las posibilidades de la movilización social y, con ello, se limita y suprime la capacidad de protesta y demanda del pueblo dominicano, en el marco de solicitar educación y salud.

Por su parte, Carla Flores comentó que uno de los retos que enfrenta EITI en México por la pandemia es que la calendarización de los grupos de trabajo no se ha cumplido. “No hemos tenido una sola sesión de trabajo real para delimitar los temas del informe 2019”, precisó. Asimismo, aseguró que la virtualización del trabajo es el principal reto que han enfrentado, pues no todos tienen acceso a los espacios virtuales. Y de darse, no hay continuidad en la gestión de estas sesiones. Lamentó, también que, a pesar de ser un acuerdo, no se colocó información socioambiental en los informes 2017-2018.

Alejandra Alegre de Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR) manifestó que en el marco la emergencia sanitaria y la iniciativa existen dos momentos donde el rol de vigilancia de sociedad civil es vital: uno previo para vigilar que no se descuiden los acuerdos que el Gobierno ha tomado como parte de EITI, y otro donde, con la excusa de superar la crisis, se estarían aprobando proyectos sin adecuados mecanismos de gobernanza y de defensa de derechos.

Demandas de sociedad civil para fortalecer el EITI

Fernando Peña informó que sociedad civil dominicana, en plena validación EITI, cuestionó se califique a su país como cumplidor de la iniciativa, dado que consideraban no se había difundido lo suficiente los alcances del EITI para empoderar a la ciudadanía, ni se respetaron los derechos de sociedad civil. “Nuestros campesinos y las organizaciones que forman parte de ENTRE han sido reprimidos”.

Contó, además, que esta posición de sociedad civil causó tensiones al interior de la comisión nacional, poniendo en peligro su participación. Ello los llevó a denunciar ante el Board que se estaba en poniendo en riesgo el espacio cívico, situación que espera se haya superado al permitírsele una renovación democrática de sus representantes. “Las nuevas autoridades han tenido que reconocer la delegación de sociedad civil electas en asamblea”.

Peña hizo un llamado a ampliar la capacidad de movilización de las entidades de la sociedad civil en espacios como el EITI. “Nosotros actualmente tenemos una buena relación con el sindicato de trabajadores de la minera, luego de que inicialmente con los campesinos logramos que se reconozca los derechos de los trabajadores”, finaliza.